Claves Bíblicas para el Crecimiento Espiritual: El Evangelio

El camino de la espiritualidad: abandonando el 'yo' y aceptando a Jesús

Series: Devocionales

“…porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo”.

1 Corintios 3:11

Una de las cosas que distingue a los humanos de otros seres vivos es nuestra conciencia única de la espiritualidad. Si una comprensión de nuestra humanidad incluye nuestra constitución tanto espiritual como física e intelectual, ¿cómo evaluamos la espiritualidad? Hoy, escuchamos acerca de una variedad de viajes espirituales. Las actividades religiosas se extienden a lo largo de miles de años, pero la mayoría de los métodos modernos tienen como objetivo el autoconocimiento, la realización y el control de los problemas de la vida cotidiana. Pero, ¿qué dice la Biblia sobre el crecimiento espiritual?

No es solo un camino, sino una Persona

La receta bíblica para el crecimiento espiritual no es tanto un camino como una persona: Jesucristo. El cristianismo como un todo se centra en una relación con Él. Si uno quiere entender el crecimiento espiritual desde una perspectiva cristiana, entonces debemos ir a la Biblia como nuestro recurso auténtico para la vida y las enseñanzas de Jesús. (Lucas 24:44; Juan 5:39; Hebreos 10:7)

No solo un punto de partida, sino el apoyo.

Los escritores de la Biblia dejan en claro que el evangelio es el fundamento para el crecimiento espiritual. La base de cualquier estructura no es solo el punto de partida, sino también el soporte principal de la estructura misma. Cuando las personas llegan a la fe en Jesucristo, reconocen su pecaminosidad, se arrepienten de sus pecados y confían en Jesús como su Salvador y Señor. Así es como la gente participa en las buenas nuevas, o evangelio, de Jesucristo. El evangelio se presenta claramente en 1 Corintios 15:1–5:

“Ahora, hermanos, quiero recordarles el evangelio que les prediqué, el mismo que recibieron y en el cual se mantienen firmes. Mediante este evangelio son salvos, si se aferran a la palabra que les prediqué. De otro modo, habrán creído en vano. Porque ante todo[a] les transmití a ustedes lo que yo mismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que se apareció a Cefas, y luego a los doce”.

No solo la creencia inicial sino la confianza continua

El autor y teólogo Graeme Goldsworthy resumió las enseñanzas bíblicas del evangelio como “la palabra acerca de Jesucristo y lo que hizo por nosotros para restaurarnos a una relación correcta con Dios”. De igual forma, el pastor Tim Keller remarcó que “el ‘evangelio’ es la buena noticia a través de la cual, por medio de Cristo, el poder del reino de Dios ha entrado en la historia para renovar el mundo entero. Cuando creemos y confiamos en la obra y el registro de Jesús (en vez del nuestro) para nuestra relación con Dios, ese poder del reino viene sobre nosotros y comienza a obrar a través de nosotros”.

Según la Biblia, el verdadero crecimiento espiritual fluye de una relación con Jesucristo. En realidad, el evangelio no solo es importante para comenzar el camino espiritual, sino a lo largo de toda la vida cristiana. El crecimiento espiritual encuentra su comienzo y continuación en el evangelio de Jesucristo. Como el teólogo J. I. Packer dijo una vez: “Las buenas nuevas de Jesús son información que emite una invitación a confiar y creer durante toda la vida”. A lo largo del Nuevo Testamento, el apóstol Pablo describe regularmente la vida de un cristiano como “en Cristo” para enfatizar la unión que un creyente disfruta con Jesús. De esta unión fluye un crecimiento espiritual dinámico.

Ora esta semana:

Jesús, sé que me quedo corto en muchos aspectos cuando se trata de confiar diariamente en ti. Por favor, hazme más consciente de lo que quieres hacer en mi vida hoy.


¿Te sientes estancado en tu propio crecimiento espiritual? Conéctate ahora con uno de nuestros voluntarios quienes están aquí para motivarte.

Haz clic AQUÍ para hablar con alguien al respecto.

¿Te gusta este contenido?

¿Te gustó lo que acabas de leer? Suscríbete para recibirlo en tu buzón como un e-mail.

Suscríbete