¿Si Dios está en control, por qué no puede destruir a Satanás?

Esa es una buena pregunta. Dios podría eliminar a Satanás en cualquier momento y planea hacerlo de acuerdo a Su propio tiempo. Hasta entonces, todos nosotros lucharemos y sufriremos bajo las acechanzas de Satanás. Como humanos, nuestro deseo es que ese que nos tienta, desaparezca y para así no pecar y ser tentados. Sin embargo, Satanás no es la causa del mal, el dolor y el sufrimiento. La ausencia de Dios presente en los corazones de los humanos o en nuestra sociedad permite que el mal se manifieste. La buena noticia es que la fé en Jesucristo nos provee de la fortaleza necesaria para resistir a Satanás.

"Después, vi a un ángel que bajaba del cielo. Llevaba en su mano la llave del abismo y una gran cadena. El ángel atrapó al dragón, a esa serpiente antigua que es el Diablo o Satanás, y lo encadenó durante 1000 años. Luego, lo arrojó al abismo, lo encerró y selló la salida para que no engañara más a la gente hasta que pasaran los 1000 años. Después de los 1000 años, será puesto en libertad por corto tiempo".

Apocalipsis 20:1-3 (PTD)

Pregunta #9


¿Entiendes lo que significa que la ausencia de Dios en los corazones de los humanos es lo que permite que el mal se manifieste? Estamos aquí para ayudarte.

Conéctate Con Alguien.

¿Te gustó lo que acabas de leer?
¡Suscríbete para recibir más de nuestro contenido!

Suscríbete