Lectura 3: Conociendo a Jesús

Jesús es el Hijo de Dios que vino a la tierra en forma de hombre.


¿Quién es Jesús?

Jesús es el Hijo de Dios que vino a la tierra en forma de hombre. Hace 2,000 años atrás, Dios envió a Su Hijo Jesucristo que nació de una virgen en Israel. La Biblia explica que Jesús existió juntamente con Dios en los cielos antes de que Él viniera a la tierra en forma de hombre. Esto es así porque Cristo es parte de la naturaleza divina de Dios, que incluye al Dios Padre, al Hijo Jesucristo y al Espíritu Santo. Estas son tres personas, pero un solo Dios. Juan 1:1-4 dice lo siguiente de Jesús : “En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La Palabra le dio vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos”.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí” (Juan 14:6).

Jesús vivió en esta tierra por 33 años. Él hizo milagros y enseñó acerca de Dios. Sus enseñanzas están contenidas en la Biblia en los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Jesús vivió una vida perfecta, sin pecado. Cuando Jesús tenía 33 años murió crucificado. Este tipo de muerte era una ejecución común para los criminales de aquel tiempo. Él se ofreció voluntariamente a morir para pagar la penalidad por nuestros pecados.

“El Padre y yo somos uno” (Juan 10:30).

La Biblia nos enseña que Jesús es completamente humano y completamente Dios. Presta atención a lo que dice en Filipenses 2:6-10 sobre Él: “Aunque era Dios, no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. En cambio, renunció a sus privilegios divinos; adoptó la humilde posición de un servidor y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre, se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales. Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra.” ¡Guau! ¡Qué poderosa descripción de Jesús! Es por esto que nosotros le adoramos a Él como Señor y Salvador del Universo.

“...Dios creó todo lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio de él y para él” (Colosenses 1:16).

Jesús vino del Padre y nació de una virgen. Él hizo muchos milagros y predijo Su muerte y Su resurrección. Cuando Dios le levantó de entre los muertos, probó que Jesús era quién dijo que era; el Hijo de Dios y el Salvador del mundo. Después de Su resurrección, Jesús retornó a ocupar Su lugar en el Cielo, en donde reina juntamente con Dios e intercede por aquellos que creen en Él. Nosotros nos volveremos a reunir con Él en Su Segunda Venida, y viviremos con Él en los cielos por la eternidad. ¡Qué maravilloso será esto! Por favor, toma un momento y adora a Jesús como Señor de Señores, Salvador y amigo. Pídele que te revele más de Él.

Lectura 4: Eres Salvo por Gracia


Además de conocer a Jesús como tu Señor y Salvador, ¿le conoces como tu amigo? Estamos aquí para ayudarte.

Conéctate con Alguien