Lectura 6: El Espíritu Santo

¿Quién es el Espíritu Santo y qué rol tiene en nuestras vidas?


El don del Espíritu Santo se nos es dado cuando genuinamente le pedimos a Jesucristo que sea nuestro Salvador y que perdone nuestros pecados. Pero es nuestra elección vivir llenos y controlados por el Espíritu Santo. Piense en lo siguiente: Puede tener a un Rey viviendo en su casa. Usted puede pedirle que viva en un cuarto pequeño, o que se encargue de la casa entera. Así mismo, usted puede tener al Espíritu Santo en su vida, pero usted intenta controlar su vida, o le pide a Dios que le llene del Espíritu Santo para que Él controle su vida por completo.

“Entonces, después de hacer todas esas cosas, derramaré mi Espíritu sobre toda la gente. Sus hijos e hijas profetizarán. Sus ancianos tendrán sueños y sus jóvenes tendrán visiones” (Joel 2:28).

“Yo bautizo con agua a los que se arrepienten de sus pecados y vuelven a Dios, pero pronto viene alguien que es superior a mí, tan superior que ni siquiera soy digno de ser su esclavo y llevarle las sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego” (Mateo 3:11).

La Nueva Vida

El Espíritu le da una nueva vida. Jesús dijo, en Juan 6:63, “Sólo el Espíritu da vida eterna; los esfuerzos humanos no logran nada. Las palabras que yo les he hablado son espíritu y son vida”. La Biblia nos habla de haber “nacido de nuevo”. En palabras sencillas lo que esto significa es que el Espíritu te ha dado un nuevo comienzo y una nueva naturaleza para que puedas vivir de manera distinta. Gálatas 2:20 nos dice: “Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Es como un carro que constantemente está averiado y alguien le coloca un motor completamente nuevo. Si eres cristiano, tu tienes el Espíritu Santo morando en ti. Ahora sólo necesitas aprender cómo relacionarte con Él y cómo caminar en la nueva vida que Él tiene para ti.

“Y ahora ustedes, los gentiles, también han oído la verdad, la Buena Noticia de que Dios los salva. Además, cuando creyeron en Cristo, Dios los identificó como suyos al darles el Espíritu Santo, el cual había prometido tiempo atrás. El Espíritu es la garantía que tenemos de parte de Dios de que nos dará la herencia que nos prometió y de que nos ha comprado para que seamos su pueblo. Dios hizo todo esto para que nosotros le diéramos gloria y alabanza” (Efesios 1:13-14).

En las próximas lecciones leerás acerca de qué es exactamente lo que el Espíritu Santo cambia en tu vida y cómo puedes recibir Su poder y Su gracia.

Lectura 7: Llenos del Espíritu


El Espíritu Santo anhela enseñarnos la verdad de Dios. ¿Qué te ha enseñado recientemente? Estamos aquí para ayudarte.

Conéctate con Alguien