¿Qué Significa Tener a Dios de Nuestra Parte?

Dios está con nosotros para Su gloria y por nuestro bien.

Escrito por ECHD on 24/11/2020
Series: Devocionales

El Señor estaba con José y las cosas le salían bien, su patrón egipcio se dio cuenta de que el Señor estaba con José y lo hacía prosperar en todo. José se ganó la confianza de Potifar.

Génesis 39:2-4

Si tienes problemas en tu vida y experimentas sufrimiento, no estás solo. Piensa en la historia de José en Génesis 37:29-50. De los doce hijos que tenía su padre, él era el hijo favorito. Él llegó a ser la segunda persona más importante del gobierno del faraón en Egipto. Él salvó al mundo antiguo de la hambruna. José era un hombre que contaba con el favor de Dios, ¡Él estaba de su parte!

¿Te has dado cuenta qué es lo que resalta en esta historia? En ciertas partes de la historia es fácil ver el favor de Dios en la vida de José. ¿Pero, quién puede olvidar la traición de sus hermanos quienes le vendieron como esclavo? ¿Cómo fue su pureza e integridad probada en la casa de su amo? José hasta fue puesto en prisión por algo que él no hizo. No hay duda que José sufrió y el gran sufrimiento que él tuvo fue parte importante del plan de Dios.

Cuando lees la historia de José, puedes notar que:

  1. El plan de Dios era más grande que el de José. De otra forma, ¿cómo se hubiese predicho la forma en la que Dios iba a salvar a Egipto e Israel?
  2. Los sufrimientos de José no representan el final de la historia. Trece años de sufrimiento es terrible, pero el mismo José dijo en Génesis 41:51, "Dios ha hecho que me olvide de todos mis problemas…".
  3. Las experiencias duras de José le trajeron gran paz y perspectiva acerca de la naturaleza de Dios (lee Génesis 45:7-8 y Génesis 50:20).
  4. Los que leen esta historia recuerdan que “El Señor estaba con José” (lee Génesis 39:3, 23).

Cuando pasamos por un momento difícil, podemos elegir leer nuestra propia historia y ver la nota que dice “El Señor estuvo con él/ella.” De hecho, a veces sentimos como que Dios no está con nosotros. ¿Es esto diferente a lo que sentía José? ¿Se sintió él que estaba fuera del favor de Dios cuando sus hermanos le vendieron como esclavo? ¿O cuándo fue a la cárcel por algo que no hizo? Ya sea que él se sintió así o no, él entendió que sus problemas no reflejaban lo que Dios tenía para él. El se dijo a sí mismo “... pero Dios dispuso todo para bien. Él me puso en este cargo para que yo pudiera salvar la vida de muchas personas" (Génesis 50:20).

La historia de José nos recuerda que los tiempos difíciles no significan que Dios esté enojado con nosotros. ¡Dios tiene planes más grandes para nosotros! Él continúa escribiendo la historia. Podemos tener algún tipo de consuelo cuando atravesamos situaciones difíciles. Y para poder tener la historia completa, tenemos que pasar por esas situaciones y continuar hacia adelante. Recuerda a José y piensa, ¡cuán insignificante sería su historia si solo supiéramos acerca de las partes "buenas" o "fáciles" de la misma!

Ora esta semana:

Querido Dios, gracias por siempre estar conmigo. Por favor, ayúdame a recordar que los tiempos difíciles no significan que Tú estás enojado conmigo. Ayúdame a sentir Tu amor aún cuando me encuentre en malas situaciones. Confío en Tu plan para mi vida, aún cuando no puedo ver todo el panorama. Te lo pido en el nombre de Tu Hijo, Jesús, Amén.


¿Crees que los tiempos difíciles significa que Dios no está de tu parte? Estamos aquí para ayudarte. Conéctate.

Haz clic AQUÍ para hablar con alguien al respecto.

¿Te gusta este contenido?

¿Te gustó lo que acabas de leer? Suscríbete para recibirlo en tu buzón como un e-mail.

Suscríbete

Solo Confía y Cree

¿Cómo puedes experimentar la paz en medio de situaciones adversas?

La Fidelidad de Dios es Grande

La fidelidad de Dios produce en nosotros confianza.