La Iglesia es Tu Familia

La iglesia – tu grupo local de creyentes - te animará y guiará a medida que creces espiritualmente.


Cuando te convertiste en un seguidor de Jesús, tu "naciste de nuevo" (Juan 3:3). ¿Te imaginas siendo un bebé recién nacido que al llegar a la casa, tus padres te dejan solo en el piso, sin nada de comida, leche, pañales limpios, o amor? ¡Eso sería terrible!

La Iglesia - No es un edificio, sino personas

Así como una familia terrenal se asegura que seas alimentado y amado, la iglesia, tu grupo local de creyentes - te animará y guiará a medida que creces espiritualmente.

Una de las cosas más importantes que tu iglesia hace es recordarte a menudo, los puntos principales del evangelio:

  • Jesucristo murió para pagar el castigo por sus pecados y resucitó para mostrar Su poder sobre la muerte,
  • Todo el que ha recibido por la fe el regalo de Dios es perdonado de sus pecados y se convierte en un hijo de Dios.
  • Jesús vive en cada creyente hoy a través de su Espíritu Santo, dándole poder para vivir una vida que agrada a Dios.

La Iglesia es un Equipo

No sólo TÚ necesitas de la Iglesia, ¡la Iglesia también necesita de TÍ! Imagínate a un equipo de fútbol donde todos quisieran ser el portero. ¡Qué absurdo tener once porteros! Dios ha diseñado a la iglesia con diferentes roles, es decir, el equipo no está completo sin tí, y tu está incompleto sin el equipo.

"Pero nuestro cuerpo tiene muchas partes, y Dios ha puesto cada parte justo donde tiene que estar. ¡Qué extraño sería un cuerpo si tuviera sólo una parte! Sí, hay muchos miembros, pero un solo cuerpo" (1 Corintios 12:18-20).

No dejes que los Lobos te Atrapen

Cuando una manada de lobos se va de cacería, tratan de separar a los animales jóvenes o débiles de la manada, donde son fácilmente capturados y comidos. Satanás busca personas para devorar, al igual que lo hacen los lobos (1 Pedro 5:8). Al pasar tiempo con otros creyentes, fortalecerás tu fe. Entonces, podrás resistir al diablo, y él huirá de tí (Santiago 4:7).

Busca a Jesús

¿Te reúnes con otros creyentes regularmente? Si no lo haces, pídele a Dios que te ayude a encontrar un grupo de creyentes maduros para reunirte con ellos. Él sabe cuán desesperadamente necesitas ser conectado con otros seguidores de Jesús y tener una familia espiritual. Y compartir este mensaje con alguien que necesita escucharlo.

Parte 5: Dios Escucha Tus Oraciones


¿Sabías que Dios anhela que tu seas de bendición para otras personas y crezcan juntos en Él?

Conéctate con Alguien