Lectura 7: Llenos del Espíritu

Es nuestra elección vivir llenos y controlados por el Espíritu Santo.


El don del Espíritu Santo se nos es dado cuando genuinamente le pedimos a Jesucristo que sea nuestro Señor y Salvador y que perdone nuestros pecados. Pero es nuestra elección vivir llenos y controlados por el Espíritu Santo. Piensa en lo siguiente: Tú puedes tener a un Rey viviendo en tu casa. Tú puedes pedirle que viva en un cuarto pequeño, o que se encargue de la casa entera. Así mismo, tú puedes tener al Espíritu Santo en tu vida y puedes intentar controlar tu vida o puedes pedirle a Dios que te llene del Espíritu Santo para que Él controle tu vida por completo.

“y porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte” (Romanos 8:2).

“Pero ustedes no están dominados por su naturaleza pecaminosa. Son controlados por el Espíritu si el Espíritu de Dios vive en ustedes. (Y recuerden que los que no tienen al Espíritu de Cristo en ellos, de ninguna manera pertenecen a él)” (Romanos 8:9).

Pide ser Lleno

Pide al Espíritu Santo para que te llene, controle, fortalezca tu vida y te llene del amor y poder de Dios. Puedes orar y pedir en fe que Dios te llenará con Su Espíritu Santo.

El siguiente es un ejemplo de oración que podrías hacer: 
“Padre amado, gracias por enviar a Tu Hijo Jesucristo a morir en la cruz por mis pecados. Me arrepiento y te pido perdón por mis pecados y deseo que Tú seas mi Señor y Salvador. Te doy todo el control de mi vida y te pido que me llenes y controles con Tu Espíritu Santo. Por favor, hazte cargo de mi vida y dame Tu poder para vivir la vida cristiana cada día”.

“Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa” (Gálatas 5:16).

Lectura 8: La Obra del Espíritu Santo


¿Entiendes cómo vivir lleno del Espíritu Santo? ¿Estás consciente de la dirección del Espíritu Santo en tu vida? Estamos aquí para ayudarte.

Conéctate con Alguien