Día 8: ¿Por Qué 30 Días?

¿Cuándo empezarán los buenos cambios?


El que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo.

1 Juan 4:4

Cuando hacemos cualquier tipo de ajuste significativo en nuestra vida, los primeros 30 días son cruciales. Los estudios demuestran que este es el tiempo que toma dejar un hábito o establecer uno nuevo. Así que, permite que el “hábito” de estudiar la Palabra, aprendiendo sobre el carácter y los caminos de Dios, se arraiguen a tu vida. Tu has comenzado una aventura que dura toda una vida, pero existen riesgos.

He aquí dos maneras de desviarse del camino y cómo manejar cada una.

  1. La familia y los amigos no te entienden. Independientemente de lo mucho o poco que le hayas contado a otros, ellos notarán cambios en ti. Algunos querrán saber más, y otros podrán mostrarse antagónicos y se burlarán de ti. Lo mejor es no ponerse a la defensiva ni discutir, y dejar que Cristo, quien ahora vive en ti, les ame a través de ti. Con suerte, a su debido tiempo, ellos también querrán cambiar. Pero, hagas lo que hagas, no permitas que los demás te arrastren hacia tus viejos hábitos.
  2. Los malos hábitos que no son fáciles de romper. Tal vez tu estás en una relación dañina o te sientes agobiado por las luchas de toda una vida. Te puede parecer que es demasiado difícil. Puedes pensar: “No voy a poder vivir esta nueva vida”. No te dejes llevar por esos pensamientos. En base a mi experiencia, no tardarás mucho en experimentar verdaderas victorias. Recuerda, Jesús te adoptó tal como tú eres. Él te ama incondicionalmente y te guiará y fortalecerá en cada paso del camino.

Día 9: El Consolador


¿Le has pedido a Dios que te muestre lo que Él desea que dejes de hacer o qué buenos hábitos le gustaría que desarrollaras? Busca consejo de alguien que se interesa por ti.

Conéctate con Alguien